No cabe duda de que Vinnie Jones colgó las botas para convertirse en un auténtico artista. Sobre el campo también lo fue, pero su disciplina era la de la intimidación. Las grandes carteleras aguardaban a su llegada de la mano del fenomenal director Guy Ritchie. En 1998 se alejó de los terrenos de juego y se metió de lleno en el rodaje de Lock, Stock and The Two Smoking Barrels. 

Una vez hubo colmado sus ansias de aparecer en una película, decidió cultivarse dentro de la música. En 2002 lanzó en solitario su álbum Respect (se puede escuchar íntegro en Spotify). Son 14 los temas que decidió incluir, entre ellos algunos prestados como Everybody Needs Somebody, de los Blues Brothers. Ya en 1993, fecha en que regresó al Wimbledon, se había asomado con un ‘single’ titulado Wooly Bully. Ya lo ven, todo un artista. Su estilo, por si cabía alguna duda, es el Rock & Roll.

Comparte
Página web de fútbol, historia y cultura. Los mejores partidos, jugadores y relatos. Periodismo deportivo. Fútbol escrito

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here