final champions league 2017 juventus real madrid

La final de la Champions League de la temporada 2016-2017 colocará en la cumbre del fútbol europeo a JuventusReal Madrid. El estadio Millenium de Cardiff será testigo el 3 de junio del choque de dos gigantes del continente. Por un lado el conjunto de Zidane que buscará lo que nadie ha conseguido en Champions League: ganar por segundo año consecutivo. Enfrente la Vecchia Signora, que intentará romper su maleficio en Europa y conseguir un título que no llega desde 1996.

El Real Madrid es el equipo más laureado con 11 Copas de Europa en sus vitrinas mientras que la Juventus es el equipo que más finales ha perdido, seis de las ocho que ha disputado. Existen pocas historias de amor tan perfectas como la del Real Madrid y la Champions League. De la mano de Zidane y con un estado de forma brillante están confiados en agrandar su leyenda europea.

Sin embargo los dirigidos por Massimiliano Allegri dan la impresión de un equipo mucho más maduro que en otras ocasiones y es el único equipo en Europa que aspira a hacer el triplete (Liga, Copa, Champions). Mezclan la experiencia y la disciplina defensiva del fútbol italiano más clásico con velocidad y mucho talento en la línea de ataque.


Algunas de las finales europeas que han disputado Real Madrid y Juventus


Tras consultar con los expertos en la materia si la historia de ambos clubes en finales de Champions League puede llegar a pesar en la final de Cardiff, así como las posibilidades de la Juventus de romper su maleficio en Europa, este es el resultado:

Filippo Ricci

Corresponsal en España para La Gazzetta dello Sport

Puede ser que la historia pueda pesar un poco a nivel mental pero también todo esto puede girar. Ya han perdido seis finales y quizá ahora les toca ganar pero en la cabeza de los jugadores saben que el Madrid, sobre todo los jugadores del Madrid saben que son un equipo ganador y eso no se los va a quitar nadie.

Yo creo que la Juventus si puede romper su maleficio en Europa. Va a ser una final muy igualada, están a un  50-50 y por otro lado la Juventus tiene todo a favor.  No hay mucho que perder porque el Madrid es el campeón y un gran equipo. La Juve ya perdió hace dos años, ha mejorado mucho y se sienten que pueden hacer algo. Yo veo a la Juventus en condiciones de ganar.

Sid Lowe

Periodista en The Guardian, historiador y autor de Fear and Loathing in La Liga

Es posible que la historia tenga algo que ver. Creo que el Madrid tiene cierta tranquilidad porque todo este equipo ganó la Champions el año pasado y la ganó hace dos años. Para mí lo más importante es que ganó la Champions estando bastante peor de lo que está ahora mismo. No soy psicólogo pero tengo la sensación de que si un equipo ha podido ganar la Champions dos veces en tres años sin estar muy bien y ahora mismo se sienten con una confianza terrible.  No sé si puede  incluso llevarlos a cierto exceso de confianza pero no creo. Creo que el Madrid  está muy bien mentalmente y físicamente y eso puede pesar. Quizá pesa más la historia más reciente que la historia en sí.

No sé muy bien cómo será la mentalidad de la Juve. Si estarán pensando en lo que pasó hace dos años contra el Barçelona o quizá incluso más importante pensando en lo que pasó con el Madrid en el 98. Pero obviamente estamos hablando de otros futbolistas. Esa memoria colectiva existe, tiene importancia porque está reciente en las conversaciones, en los medios, en el entorno en el que viven pero no sé si realmente los futbolistas lo sienten suyo y tampoco sé hasta que punto la Juve puede entrar en ese partido. Ellos saben que no son favoritos y pueden entrar un poco sin presión, diciendo “si no se gana pues no se gana, porque es lo normal” y puede que eso los libere un poco de la presión.

Por supuesto que tienen posibilidades de ganar. Yo sigo pensando que el Madrid es favorito no por el talento o porque el 11 necesariamente sea mejor que el de la Juve, sino por la variedad que tiene, por esa capacidad que tiene de matarte de mil formas. Si no llega con fútbol llega a balón parado, si no presiona arriba, llega a la contra. Puede ir por abajo o por arriba, es un equipo que tiene una  variedad terrible. Defensivamente me parece más flojo que la Juventus pero creo que el Madrid es favorito.

Carlos Castellanos 

Periodista y colaborador de Movistar +

Creo mucho en el peso de la historia y en el peso de las camisetas.  El fútbol es  atávico, o sea que reproduce los comportamientos de los antepasados. Por eso los ganadores suelen repetir triunfos y los perdedores acostumbran sumar derrotas. No es una máxima que se cumpla a rajatabla pero sí tiene una importante influencia en cómo se deciden los títulos. En el caso del Real Madrid creo que esa carga positiva que proporciona el jugar en uno de los históricamente poderosos aporta una dosis fundamental de seguridad y confianza. Permite a los jugadores desenvolverse mejor en los momentos decisivos. De la misma manera, hay equipos que con el mero hecho de estar en una final se dan por cumplidos, máxime si los títulos le resultan esquivos, y la Copa de Europa le ha sido esquiva a la Juventus. Creo que en 2015 pudo ocurrir justamente eso. Llegar a la final supusoun logro importante, un peldaño más en la construcción de un equipo que pretende dominar en Europa pero que todavía no estaba listo. En 2017, las aspiraciones juventinas son otras. Ha llegado el momento de culminar el trabajo. Este equipo ha sido construido cuidadosamente para ganar la Champions y pienso que ésta es una de esas “excepciones” en las que la historia del equipo italiano no va a lastrar su intento de levantar la copa. Por eso no veo ventaja para uno ni desventaja para otro en este sentido en la final de Cardiff.

La Juventus tiene grandes posibilidades de romper ese maleficio en la Copa de Europa/Champions. Cuando Juventus fue descendida en los despachos en la temporada 2006-07 por el escándalo “Calciopoli” la entidad sufrió un golpe que pudo ser mortal. Además de jugar una temporada en la Serie B, muchos de sus mejores jugadores abandonaron la entidad: Ibrahimovic, Thuram, Cannavaro. Llegaron unos años muy difíciles para el club y para volver al buen camino se tomaron decisiones que resultaron clave. Andrea Agnelli fue nombrado presidente, el equipo se trasladó a su nuevo estadio y Antonio Conte fue designado entrenador. Así comenzó la nueva era de Juventus, que acaba de sumar su sexta liga seguida. Sin embargo, el objetivo de los propietarios iba más allá de las fronteras de Italia… el país se le había quedado pequeño. Por eso se comenzó una labor concienzuda para colocar al club a la altura de los mejores y más ricos de Europa. Hay una estructura y existe un plan. Dos finales de Champions en tres años son prueba de ello.  Cada fichaje y cada decisión tienen un propósito único: convertir a Juventus en campeón de Europa. La contratación de Higuaín, sorprendente para algunos, fue la colocación de una pieza más del puzzle. Juventus llega sin miedo y convencido que puede ser campeón. Pero también está seguro de que si no lo consigue en Cardiff, el año que viene volverá a ser firme candidato a ganar la Champions.

Alberto Sierra

Corresponsal de Claro Sports

El peso de la historia va a influir mucho en la final, sobre todo la historia reciente. El Real Madrid ha ganado dos Copas de Europa en los últimos tres años, prácticamente con la misma plantilla que se va a presentar el sábado contra la Juventus. Una plantilla que ha demostrado ser capaz de sufrir, de ganar en las buenas y en las malas, yendo en ventaja y en desventaja. Empataron en el minuto 93 en una ocasión, en otra yendo en ventaja, le han empatado y supieron ganar en los penales. El Real Madrid es un equipo que sabe sufrir, que tiene mucha pegada y yo creo que el peso de la historia reciente va a ser importante, sobre todo por la falta de experiencia de algunos jugadores de la Juventus como Gonzalo Higuaín que hasta el momento en las finales que ha jugado no ha demostrado ser un jugador importante en ninguna de ellas.

Aun así, la Juventus tiene muchas posibilidades de ganar, las mismas que el Real Madrid. Yo veo una final al cincuenta por ciento completamente, la Juve es un equipo fortísimo que lleva varios años consecutivos ganando la liga en Italia y que está al borde de ganar un triplete que se dice pronto pero serían tres títulos en una misma temporada con una solidez brutal y una versatilidad importante en su esquema de juego y esa es la baza que puede jugar Allegri; jugar con tres centrales o con dos y Marchisio en el centro del campo. La Juventus es un equipo muy bueno en defensa pero también en ataque, su transición defensa-ataque es probablemente la mejor de Europa en esta temporada, y los jugadores que tiene en punta sobre todo Higuaín y Dybala son muy importantes, son capaces de desequilibrar en una final y creo que todo se va a decidir en los pequeños detalles. Como decía Ramos el otro día: los pequeños detalles más que los aciertos, el no cometer errores va a ser básico en esta final. Si la Juve consigue no ponerse nerviosa por el escenario de la final, tiene muchas posibilidades de ganar, o tantas como el equipo blanco.

Richard Martin

Corresponsal de deportes Agencia Reuters 

El Real Madrid escribió la primera época de la Copa de Europa y su historia de amor con la competición sin duda ha pesado a su favor cuando han estado en situaciones comprometidas como en Lisboa o en San Siro, les da una tranquilidad que otros equipos no tienen. Por su parte, la Juventus ha monopolizado el fútbol italiano en los últimos seis años y jugadores como Buffon, Chiellini o Alves, han hecho hábito el ganar títulos a lo largo de sus carreras. Resulta improbable que los recuerdos de las finales perdidas del 97, 98 y el 2003 estén en la cabeza de Dybala y Pjanic. La historia le puede dar al Real una dosis extra de confianza aunque no hay razón para creer que los fracasos del pasado puedan afectar al sólido equipo de la Juventus.

La Juve tiene una defensa impecable que ha dejado fuera a equipos muy ofensivos y anotadores como el Mónaco o el Barcelona pero el Madrid ha demostrado que puede marcar en cualquier minuto del partido y desde cualquier lugar de la cancha. Deberán apoyarse en su mayor fortaleza, su defensa, para superar a este variado conjunto blanco que ha alcanzado su mejor estado de forma en el momento ideal de la temporada.

Fran Guillén

Periodista (poli)deportivo. Autor de Diego Costa: El arte de la guerra

Lo lógico es pensar que la historia pesará en la final. Cuando un grupo de jugadores ya ha ganado una Champions, mentalmente acude mucho más desahogado a un desafío de semejante tamaño. Esta Juve, es evidente, habrá aprendido de la experiencia de Berlín. Y tiene jugadores lo suficientemente curtidos en grandes batallas (más el gen ganador de Alves) como para que este factor les afecte lo menos posible. Pero asomarse al precipicio del ganar o no la ‘Orejona’ y la ansiedad que esto genera puede derivar en un obstáculo hasta para veteranos del Vietnam como Buffon, Chiellini o Barzagli.

La Juventus necesita imponer su estilo. Hoy por hoy, parece casi imposible dejar al Real Madrid noventa minutos sin anotar, pero esta Juventus secó al Barcelona de la MSN durante ciento ochenta, así que aptitudes para ello tiene. Si consigue, con líneas maestras de juego muy parecidas, aprender de la lección del Atlético en Lisboa y Milán (manejar los tiempos del partido y aprovechar los valles del Real Madrid para hacer sangre) tendrá posibilidades.

¿Y tú qué opinas sobre la final de la Champions? 

¡Deja un comentario!

Comparte
Periodista, Co-fundador y co-director de Football Citizens con un grupo de amigos que comparten la pasión por el balón.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here