final champions league 2000 valencia real madridEl Real Madrid obtuvo su octava Copa de Europa en la primera final con dos equipos del mismo país. El gran Valencia de Héctor Cúper, heredado de Claudio Ranieri, no supo canalizar su ansia y claudicó sin apenas respuesta ante el club capitalino. La primera final de la Copa de Europa del conjunto ché dejó sin premio a una brillante generación de futbolistas, que serían castigados de nuevo un año más tarde. Morientes, McManaman y Raúl sellaron con un contundente 3 – 0 la nueva supremacía en el viejo continente de los blancos, cuya larga sequía de títulos fue interrumpida dos años antes en el Amsterdam Arena.

Vicente Del Bosque se confirmó por fin como entrenador del Real Madrid. Hasta en dos ocasiones había ocupado el puesto como interino, supliendo de forma temporal a los cesados Benito Floro y Jorge Valdano. En la temporada 1999/2000 John Bejamin Toshack forzó su despido tras un desencuentro con el presidente, Lorenzo Sanz. Entonces Del Bosque abandonó la disciplina del segundo equipo para coger las riendas del que sería su equipo por cuatro años, siendo unos de los técnicos más laureados de la historia merengue. Esta Champions, además, dio ‘in extremis’ plaza a los blancos para la edición del año siguiente en detrimento del Zaragoza, que había clasificado cuarto por delante del Madrid (quinto).

De naranja y de negro, Valencia y Real Madrid echaron a rodar el balón de la primera final del siglo XX en el Stade de France. Fue allí, en Saint-Denis, en los suburbios de París, la ciudad del amor, donde Claudio ‘El Piojo’ López jugó sus últimos minutos con la elástica valencianista. Cuatro de años de relación interrumpidos por un nuevo romance con la Lazio. El fichaje se conocía desde antes de la final, pero el argentino jugó como siempre, vaciándose, peleándose con los centrales, siempre al límite del fuera de juego, corriendo veloz.

Aquel partido midió la calidad individual del cuadro madridista frente al equipo con empaque de la costa mediterránea. A pesar de los rumores de la mala relación con sus jugadores, lo cierto es que Héctor Cúper condujo a los suyos a las dos únicas finales de la Copa de Europa que el Valencia ha disputado. Barcelona y Lazio salieron goleados de Mestalla en las rondas previas. Solo la baja por sanción de Amadeo Carboni, sustituido por Gerardo, alteró un equipo que muchos recitarían de memoria: Mendieta, Cañizares, ‘El Piojo’, Kily González, Djukic, Angloma… Éste último, único jugador ché que había levantado la orejona, en 1993 con el Olympique de Marsella.

En cambio, Del Bosque, que había sabido reconducir a su equipo, se encontró con la sensible baja por lesión de Fernando Hierro. El técnico salmantino se inventó un triángulo en la defensa para compensar. Iván Helguera, fichado esa temporada del Espanyol, jugó de libre, más retrasado que Iván Campo y Aitor Karanka. Su actuación invitó a pensar que sería central del Madrid por varios años, como así ocurrió. Por arriba la cosa tampoco invitaba al optimismo. Formaron dupla Morientes y Anelka. El delantero francés llegó desde el Arsenal como el fichaje más caro de la Liga hasta el momento, pero defraudó de manera casi cómica. Sólo siete goles en una temporada y varios líos, como viajar a Francia en el maletero de un coche o quedar suspendido durante 45 días de empleo y sueldo. Sin embargo, fue el héroe de las semifinales con dos goles al Bayern. Conviene recordar que al Bayern le había endosado ocho goles al Madrid en los dos partidos de la segunda fase de grupos del torneo. Anelka alternaba la desidia con milésimas de segundo de brillantez, por lo que jugó esa final.

¿HUBO VALENCIA?

El Valencia saltó al césped con mayor intensidad, pero el estado de euforia de sus jugadores de tradujo en varios pelotazos sin destinatario claro. El juego de ambos equipos careció de fluidez. Un disparo lejano de Angloma fue el único acercamiento que se vio en alguna de las áreas hasta que llegó un cabezazo de Anelka, atajado con dificultades por Cañizares. El crono fue a favor de los blancos. Aquel triangulo en la defensa liberó al ‘Príncipe’ Redondo, autor de aquella maravilla en Old Traford, que comenzó a asumir el mando en labores de construcción. A su lado MnManaman, incansable, y Raúl, aquel chaval, adalid de su equipo, que con 22 años ya sumaba más de 100 goles en Liga.

Así las cosas, en la primera mitad la mayor parte de las paradas fueron de Cañizares. En la otra meta, un imberbe Iker Casillas disputada su primera final de Champions con 19 años. La lesión de Illgner y las dudas de Bizarri le hicieron emerger de forma precoz. Dejó de ser una promesa para convertirse en realidad, incluso se coló en la lista de Camacho para la Eurocopa de aquel verano. Gritos de “Iker, Iker”, se escucharon en la final, forjando un idilio demasiado deteriorado con el tiempo.

morientes final champions league 2000 real madrid valencia
Morientes celebra el gol contra el Valencia

El Valencia no concretó oportunidades. Angulo, Gerard, Mendieta, Farinós… Ninguno tuvo su noche. Se gustaban a la contra, renunciando al control de partido, lo que poco a poco fue ahogando sus opciones. Roberto Carlos preparó su cañón para un libre directo desde media distancia. El balón tropezó en la defensa para caer en los pies de Míchel Salgado, que combinó con Anelka y puso el balón al segundo palo. Allí esperaba Morientes, uno de esos grandes goleadores infravalorados, que cabeceó para hacer sangrar al Valencia al borde del descanso.

PATADA VOLADORA Y GALOPADA PARA ABRAZAR LA OREJONA

Los de Cúper, obligados en la segunda mitad a anotar, no fueron capaces de cambiar el sino. Seguían esperando las llegadas de Gerard, que conectara con los de arriba, la magia de Mendieta, las subidas de Angloma, los centro del Kily, la velocidad del ‘Piojo’… Ilie trotaba en la banda para saltar al terreno de juego. Entonces McManaman, ese inglés espigado que vino desde Liverpool, se encontró en la frontal del área un balón llovido. Libre de marca, en décimas de segundo decidió cómo golpear el balón. No fue una volea al uso, no. Fue algo más parecido a una patada de Karate Kid. El balón fue hacia el palo derecho, izquierdo de Cañizares, que suspiraba, sorprendido por el remate, mientras el balón tocaba las redes. Corría el minuto 67. 2-0.

mcmanaman final champions league 2000 real madrid valencia
McManaman dispara desde la frontal

El cambio de Ilie fue por Gerardo, a la desesperada, pues ahora se necesitaban dos goles. En esas llegó un córner para el Valencia. Un saque rápido en corto, precipitado, originó un centro al vacío del segundo palo, donde estaba el recién ingresado Savio, de apellido Bortolini. Raúl ya corría, listo como ninguno. No había nadie en la retaguardia, los valencianos se habían volcado con torpeza. El siete recogió el balón en su campo y emprendió una carrera hacia el horizonte. Allí no esperaba nadie más que su excompañero Cañizares. Los defensas corrían por detrás, sin alcanzarle. En aquellos momentos Raúl no daba lugar a bromas sobre la velocidad de los linieres. Carrera hacia la gloria, quiebro al cancerbero y el balón besa las redes por tercera vez. El Madrid noqueó a su rival, desorientado. En la grada unos cantan y otros lloran. A quince minutos del final la Copa ya tiene dueño. 3-0.

Con el marcador decantado, Del Bosque dio entrada a Hierro y Sanchís, vestigio perenne de la Quinta del Buitre. Merecían estar allí. Éste último, como ya hizo con la Séptima, levantó la Octava Copa de Europa hacia el cielo de París. La tercera Champions de la dinastía Sanchís. Todas las manos se acercaban a la orejona, querían abrazarla, besarla. Llorar con ella de alegría, en caso de Casillas. Una fuente en uno de los fondos del estadio cortó la vuelta de los campeones. Todos se bañaron, bautizándose por primera o segunda vez en la exigente Liga de Campeones. Aquella fuente y muchas otras sufrieron esa noche una invasión vikinga.

sanchis final champions league 2000 real madrid valencia
Sanchís levanta la octava Copa de Europa del Real Madrid. Foto: ABC

FICHA TÉCNICA

Liga de Campeones 1999/2000 (final): Real Madrid 3 – 0 Valencia CF

Estadio: Saint-Denis (78.759 espectadores)

Arbitro: Stefano Braschi (ITA) con Gennaro Mazzei (ITA) y Piergiuseppe Farneti (ITA) de asistentes.

Incidencias: Amonestó a Míchel Salgado (m. 37) y Roberto Carlos (m. 59) por parte del Real Madrid. Amonestó a Gerardo (m. 38) Cañizares (m. 53), Farinós (m. 82), Pellegrino (m. 90)

ALINEACIONES

REAL MADRID: Iker Casillas; Michel Salgado (Fernando Hierro 84’), Roberto Carlos, Aitor Karanka, Iván Campo; Steve Mc Manaman, Fernando Redondo (C), Iván Helguera, Raúl González, Nicolas Anelka (Manuel Sanchís 79’), Fernando Morientes (Savio Bortolini 71’). DT. Vicente del Bosque

VALENCIA CF: Cañizares; Angloma, Djukic, Pellegrino, Gerardo (Ilie 68’); Mendieta (C), Gerard, Farinós, Kily González; Claudio López, Angulo. DT. Héctor Cúper.

GOLES

Fernando Morientes (1 – 0, m. 39), Steve McManaman (2 – 0, m. 67), Raúl (3 – 0, m. 75)


Sergio Vargas (@Sergioovargas) es periodista y codirector de Football Citizens

Comparte
Periodista y Community Manager. Cofundador de Football Citizens. Ahora me encargo de la dirección, diseño web y edición. Jugando el balón con criterio.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here