Ernst Happel
Cuando los más jóvenes escuchan o leen el nombre de Ernst Happel se les viene a la memoria la Eurocopa de Austria y Suiza de 2008. Recuerdan el escenario de la final, Estadio Ernst Happel (antiguo Prater), donde la selección española de fútbol se alzó con su segunda Eurocopa. Aquel pase de Xavi Hernández a la media hora de partido para superar a la defensa alemana en la final. Las zancadas de Fernando Torres para adelantar por la derecha a Lahm y su disparo para batir a Lehmann.

Pero antes de dar nombre al mayor estadio austríaco, situado en el parque Prater a 10 kilómetros del centro de Viena, Ernst Happel fue un entrenador vienés considerado entre los mejores técnicos de la historia del fútbol. El primer técnico que conquistó la Copa de Europa con dos equipos distintos.

Hoy día ese selecto club de entrenadores está solamente formado por cinco hombres: el propio Happel que lo consiguió con el Feyenoord (1969/70) y Hamburgo (1982/83); Jupp Heynckes, Real Madrid (1997/98) y Bayern Múnich (2012/13); Ottmar Hitzfeld, Borussia Dortmund (1996/97) y Bayern Múnich (2000/01); Jose Mourinho, Oporto (2003/04) y Inter de Milán (2009/10) y Carlo Ancelotti, A.C. Milán (2006/07) y Real Madrid (2013/14). 

PERIPLO COMO JUGADOR

La carrera como jugador de Ernst Happel comenzó a los 16 años cuando entró a formar parte de las categorías inferiores del Rapid de Viena. Debutó con el primer equipo en 1942, formando pareja de centrales durante años junto a Max Merkel, otro entrenador austríaco destacado. Contribuyó a que el Rapid alcanzara el primer puesto del fútbol austríaco. Militó en el conjunto vienés durante 14 temporadas en las que conquistó seis títulos de Liga.

En 1955 se marchó a Francia para disputar dos temporadas en el Racing de París. Tras las mismas regresó al Rapid para retirarse en 1959. Con su selección Happel jugó medio centenar de partidos y participó en dos Mundiales, el de Suiza 1954 y el de Suecia 1958.

ÉXITO EN ROTTERDAM

Su aventura en los banquillos, siempre con un paquete de tabaco cerca, comenzó en Holanda, en el ADO Den Haag. Dirigió al equipo durante seis años y logró la Copa de los Países Bajos en 1968. La temporada siguiente pasó a entrenar al Feyenoord Rotterdam y empezó a escribir su leyenda en Europa.

En su primer año ganó la Liga y la Copa y al curso siguiente alcanzó la final de la máxima competición europea. Los de Rotterdam se alzaron con la primera Copa de Europa del club, única hasta el momento, ante el Celtic de Glasgow en San Siro. El Celtic se adelantó en el marcador con un tanto de Tommy Gemmel que rápidamente igualaría el capitán del Feyenoord, Rinus Israël. El encuentro desembocó en la prórroga y Ove Kindvall anotó el tanto del triunfo para el conjunto holandés en el minuto 117.

Meses después pondría el broche a la temporada superando al Estudiantes de La Plata en la final de la Copa Intercontinental. En el encuentro de ida holandeses y argentinos empataron a dos en La Bombonera, con remontada visitante incluida. En la vuelta en Rotterdam, el Feyenoord se llevó el triunfo y el título por 1-0.

Dos años después, tras haber conquistado otra liga holandesa, Happel cambió Rotterdam por el Sevilla FC, que en aquel momento militaba en 2ª. Pero la aventura hispalense no fue todo lo bien que cabía esperar y Happel regresó a los Paises Bajos en 1975 para dirigir al Brujas. Durante su estancia en el club belga ganó tres ligas seguidas (entre 1976 y 1978) y una Copa belga. Además alcanzó la final de la UEFA en 1976 y de la Copa de Europa en 1978, perdiendo ambas ante el Liverpool.

En el Mundial de 1978 comandó hasta la final a la selección de los Países Bajos. Pero Argentina, la anfitriona, con Marío Kempes al frente, superó a los holandeses en la prórroga por 3-1 y dejó el título en casa.

Foto: http://www.nachrichten.at/

CONSAGRACIÓN EN EL HAMBURGO

En el año 1981 Happel llegó al Hamburgo para agrandar su leyenda. Con él a los mandos el Hamburgo conquistó la Bundesliga durante dos temporadas consecutivas. Además en 1983, junto a la liga alemana, alzó al equipo alemán hacia el trono de Europa, superando en la semifinal a la Real Sociedad.

El estadio olímpico de Atenas fue el escenario que enfrentó al Hamburgo con la Juventus de Dino Zoff, Paolo Rossi y Michel Platini, dirigida por Giovanni Trapattoni. Un zapatazo desde el vértice del área de Felix Magath en el minuto 8 fue suficiente para decantar la final del lado germano. De esta forma Ernst Happel pasó a la historia como el primer entrenador de la historia que ganaba la Copa de Europa con dos equipos distintos y escribiría su leyenda en el planeta fútbol.

En 1987 Happel volvió a Austria para entrenar al FC Swarovski Tirol, con el que ganó dos Ligas y una Copa. El último banquillo que ocupó fue el de la selección austríaca en 1992. Hasta que un cáncer de pulmón terminó con su vida el 14 de noviembre de ese mismo año.

Prefiero ganar 5-4 que 1-0

Un día sin fútbol es un día perdido

 

Ernst Happel


Juan Lucas (@JuanLucasV) es periodista y abogado

Comparte
Periodista y abogado. Bueno es ir a la lucha con determinación abrazar la vida y vivir con pasión. Perder con clase y vencer con osadía, por que el mundo pertenece a quien se atreve.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here