barcelona 5 real madrid 0 1994 el clasico manita la ligaLa grandeza de los clubes se define, entre otras cosas, por generaciones que marcan épocas, aquellos equipos que deslumbran y pasan a la historia por su manera de jugar y los éxitos que consiguen. Estuvo el Madrid de Di Stéfano, el Milán que dirigía Arrigo Sachi o más recientemente el Barcelona de Xavi, Iniesta y Messi. Otros dos grandes conjuntos fueron el Madrid de la Quinta del Buitre y el Dream Team de Johan Cruyff.

La era de los Butragueño, Sanchís, Míchel y compañía controló el fútbol español el segundo lustro de la década de los ’80 y el relevo lo tomaría Johan Cruyff. De la mano del holandés, el club catalán conseguiría las siguientes cuatro Ligas (1990/90 – 1993/94), la primera Copa de Europa culé y sobre todo un estilo de juego que sentó las bases de una gloriosa época para el FC Barcelona.

El 8 de enero de 1994 el Camp Nou acogío el clásico de la Liga y los pronósticos no eran del todo claros. Los madrileños le habían ganado la Supercopa al Barça y pretendían recuperar sensaciones frente a un Barcelona que había perdido la final de la Champions frente al Milán. Las dudas se disiparían rápidamente ya que el Barça salió disparado al ataque y presionando ferozmente desde el inicio ante un Madrid que intentaba resistir y salir rápido a la contra mediante desmarques al espacio de Zamorano o las galopadas de un joven Luis Enrique.

Romario definiendo con Alkorta de fondo. FC Barcelona
Romario definiendo con Alkorta de fondo. Fotografía del FC Barcelona

La resistencia capitalina duró hasta que en el minuto 24 un canterano de 22 años, de apellido Guardiola, rompió la línea medular y encontró a Romario que le pedía el balón al píe. El crack brasileño, corriendo siempre lo justo, pero generando magia y fuego cada que decidía cambiar de ritmo recibió de espaldas y tras una ligera pausa giró en su propio eje con el balón pegado al pie derecho llevándose de paso a Alkorta. Romario acabaría su ‘cola de vaca’ cruzando de exterior, la definición estaría a la altura de semejante regate que pasaría a la historia de los clásicos y del ‘jogo bonito’. “No sé si Romano sueña en fútbol por las noches, pero de hacerlo seguro que sus marcadores oníricos ideales son Sanchís y Alkorta”, escribía Andrés Astruells en la crónica del Mundo Deportivo al día siguiente.

EL IDIOMA, LA IDEA Y LA GENTE

El gol sacudió a los visitantes e infló a los locales que comenzaron a tocar y a acomodarse cada vez más en su campo. José Mari Bakero jugaba de espaldas y descargaba hacia Nadal, Sergi y Amor se incorporaban constantemente lanzados por Guardiola. El planteamiento de Cruyff estaba barriendo el de Benito Floro y el juego de esa noche hizo recordar a la hinchada culé los mejores tiempos del Dream Team.

El idioma ‘cruyffiano’ nace de una meticulosa organización defensiva; una vez ordenada la defensa, la libertad para ir al frente aumenta y el balón se convierte en la prioridad. Se entiende por idioma la manera en que un equipo entiende el juego, la idea es la aportación del entrenador a la esencia del equipo. El holandés no duda en esto: “La idea es dominar el balón”. La gente es el equipo, que tiene que estar predispuesto a asumir las ideas que el entrenador quiera implantar. Sin la voluntad de los jugadores, ni el lenguaje más claro ni las más brillantes ideas se podrán percibir en el campo. La ‘gente’ del Barça esa noche estaba cómoda y así se llegó al descanso.

Cuatro minutos después del descanso, Ronald Koeman quiso aprovechar la ocasión y rememorar el tanto que un año y medio antes le diera su primera ‘orejona’ al Barcelona. El holandés cobró con violencia un tiro libre que se incrustó en el ángulo izquierdo del portero merengue que nada pudo hacer. El Madrid pudo descontar por medio de Butragueño que había sustituido a Milla pero su cabezazo se estrelló con el cuerpo de Zubizarreta. Un minuto después, Guardiola techó a la defensa y aparecerion como si nada Miguel Nadal, el tío de Rafael, y Romario -corriendo cuando hay que correr-, el español le cedió el cuero al brasileño ante la desesperada salida de Buyo. Romario marcaba su segundo gol cruzando sin nervio alguno. El tercero de la noche para los azulgrana desató la euforia en el Camp Nou que empezaba a oler lo que terminaría siendo un resultado histórico y el segundo 5-0 que Cruyff conseguiría ante el Madrid.

Romario festejando uno de sus goles
Romario festejando uno de sus goles

Los catalanes consiguieron sus anotaciones en momentos claves del partido y faltando media hora para el final ya tenían al rival bajo las cuerdas. Una tarde desafortunada para los madrileños en todos los aspectos que dieron la sensación de apuro y agobio durante varios lances. Las combinaciones de Míchel y Prosinecki no progresaban, tampoco lo hacían las internadas de Luis Enrique ni los centros a Zamorano. Laudrup entro por Stoickov y empezó a asociarse una y otra vez con Romario. El danés aprovechó un error de la defensa y sin dejar de mirar al portero, le cedió el balón al brasileño para que firmara su hat-trick. No estaba satisfecho y completó su actuación asistiendo a Iván tras una buena jugada individual.

El Real Madrid tendría su revancha 364 días después en el Bernabéu. Por su parte el Barcelona saldría campeón de Liga ese año pero el camino descendente del equipo era inevitable. Esa noche se recordará por ser la última función estelar de un equipo que marcó época. La última gran noche del ‘Dream Team’.


FICHA TÉCNICA

Liga Española 1993/1994: FC Barcelona 5 – 0 Real Madrid 

Estadio: Camp Nou (99.354 espectadores)

Arbitro: Urío Velázquez

ALINEACIONES

FC Barcelona: Zubizarreta, Ferrer, Koeman, Goikoetxea, Guardiola, Amor, Bakero (Iván m. 75), Sergi, Nadal, Romario, Stoichkov (Laudrup m. 48). Director técnico: Johan Cruyff

Real Madrid: Buyo, Llorente, Alkorta, Sanchís, Lasa, Milla (Butragueño m.54), Míchel, Prosinecki, Luis Enrique, Zamorano, Alfonso (Hierro m.25). Director técnico: Benito Floro

GOLES

FC Barcelona: Romario ( m. 24,57,81) , Koeman (m. 49), Iván (m. 87)

Comparte
Página web de fútbol, historia y cultura. Los mejores partidos, jugadores y relatos. Periodismo deportivo. Fútbol escrito

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here